Estas aqui
Inicio > Recursos > Devocionales > Amor Para El Insignificante

Amor Para El Insignificante

Porque tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; fui forastero, y me dieron alojamiento. Mateo 25:35
¿Cuál es el distinto del salvo? ¿Su nivel académico? ¿Su disposición a viajar a tierras extranjeras? ¿Su habilidad para reunir una gran audiencia y predicar? ¿Sus hábiles plumas y volúmenes llenos de esperanza? ¿Sus grandes milagros? No.
El distintivo del salvo es su amor por lo insignificante.
Los colocados a la derecha de Dios serán quienes dieron comida al hambriento, bebido al sediento, calor al solitario, vestido al desnudo, consuelo al enfermo y amistad al prisionero.
¿Has observado cuán simples son las obras? Jesús no dice: Estuve enfermo y me sanaste… Estuve preso y me liberaste… Estuve solo y me construiste una casa. No dice: Estuve sediento y me diste consejo espiritual.
Sin fanfarria. Sin alboroto. Sin exhibición ante la prensa. Solo gente buena haciendo cosas buenas. Porque cuando hacemos cosas buenas a otros, le hacemos cosas buenas a Dios.
Escrito por Max Lucado

Leave a Reply

Top
Close