Estas aqui
Inicio > Recursos > Devocionales > ¿Cuál es tu actitud?

¿Cuál es tu actitud?

Cuando Sansón llegó a Lehi, los filisteos salieron gritando de triunfo. Sin embargo el Espíritu del SEÑOR vino con poder sobre Sansón, y él rompió las sogas que tenía atadas en los brazos como si fueran hilos de lino quemados, y cayeron de las muñecas. Luego Sansón encontró la quijada de un burro recién matado. La levantó, y la usó para matar a mil filisteos. Después dijo: «¡Con la quijada de un burro, los he apilado en montones! ¡Con la quijada de un burro, he matado a mil hombres!». Cuando acabó de jactarse, tiró la quijada; y a ese lugar se le llamó «Colina de la Quijada». Después Sansón tuvo mucha sed y clamó al SEÑOR: «Has logrado esta gran victoria por medio de la fuerza de tu siervo, ¿y ahora tengo que morir de sed y caer en manos de estos paganos?».  Jueces 15:14 – 18
¡Qué actitud tan increible la de Sansón! Dios lo llenó de Su Espíritu para que venciera a los filisteos, lo usó grandemente y qué hace Sansón? No se postra a adorar a Dios y darle gracias. Primeramente, se jacta de su logro, se enorgullece y olvida que fue Dios que le dio esa victoria. Pero no solo queda en eso, después tiene sed y se queja ante Dios que ahora lo va a dejar morir… ¡Qué actitud tan triste!
Pero mi pregunta es: ¿Cómo somos nosotros? Quizás Dios nos usa para lograr una gran victoria, llenándonos de Su Espíritu y haciendo algo que nunca hubieras imaginado y mucho menos lo hubieramos podido hacer sin El. Y ¿cuál es nuestra respuesta? ¿Nos postramos ante Dios a adorarlo y darle gracias, darle la gloria y honra a El? O como Sanson, ¿nos jactamos y creemos que fuimos nosotros, y si nos sentimos cansados por ello o porque algo no sale TAN bien como quisieramos, nos quejamos ante Dios? Te quiero animar que no seamos como Sansón, si no que reconozcamos la obra de Dios en nuestra vida y le demos a El la gloria que merece…

Leave a Reply

Top
Close