Estas aqui
Inicio > Recursos > Devocionales > Dios justo

Dios justo

21 »Si el malvado se *arrepiente de todos los pecados que ha cometido, y obedece todos mis decretos y practica el derecho y la justicia, no morirá; 22 vivirá por practicar la justicia, y Dios se olvidará de todos los pecados que ese malvado haya cometido.23 ¿Acaso creen que me complace la muerte del malvado? ¿No quiero más bien que abandone su mala conducta y que viva? Yo, el Señor, lo afirmo.24 »Si el justo se aparta de la justicia y hace lo malo y practica los mismos actos repugnantes del malvado, ¿merece vivir? No, sino que morirá por causa de su infidelidad y de sus pecados, y no se recordará ninguna de sus obras justas. Ezequiel 18 – 21, 24
Esta porción de la escritura nos confronta con una realidad ineludible: debemos cuidar una salvación tan grande. Tenemos un Dios justo porque El pagará a cada uno conforme a sus acciones, lo que sembramos eso vamos a cosechar.
Dios es justo y nos da la oportunidad de estar con él. Es a través de Jesús y del sacrifico que él hizo que podemos estar delante de la Presencia de Dios. Jesús murió por nosotros y pago por nuestras faltas. El Señor nos ha abierto un camino al Padre por medio de Jesús, es a través de él y solo por él, Jesucristo, que podemos ir al cielo.
Pero, una vez que aceptamos el sacrificio del Señor para el perdón de pecados, nos corresponde vivir conforme a la Palabra y buscar cada día ser más como Jesús.
El aceptar a Jesús en el corazón conlleva el darle permiso de moldear nuestra vida, de cambiar aquellas áreas en nosotros que no están bien. Cuando Jesús viene a una vida el efecto seguro será un cambio en nosotros. Pero si aceptamos a Jesús, pero no nos dejamos moldear y seguimos cometiendo los mismos actos impuros de antes, estamos rechazando al maestro y volviendo atrás. Esto no le agrada al Señor.
Ahora es cuando nos corresponde tomar buenas decisiones.

Leave a Reply

Top
Close