Estas aqui
Inicio > Recursos > Devocionales > El Amor De Dios

El Amor De Dios

Llamaré mi pueblo a los que no son mi pueblo; y llamaré mi amada a la que no es mi amada. Romanos 9:25
Nuestro amor depende de quién es el receptor. Si mil personas nos pasaron por delante, no sentiríamos lo mismo por todos. Nuestro amor está regulado por su aspecto físico y su personalidad. Incluso si llegamos a conocer a gente que sea parecida a nosotros; nuestros sentimientos fluctúan. Según nos traten, así los amaremos. El receptor regula nuestro amor.
Con el amor de Dios no pasa esto. No tenemos ningún efecto en su termómetro de amor para nosotros. El amor de Dios le nace de adentro; no depende de lo que vea en nosotros. Es un amor sin causa y espontáneo. Como dijo una vez Charles Wesley: Nos amó. Nos amó. Porque no podrían haber hecho otra cosa.
¿Nos ama por nuestra bondad? ¿Por nuestra amabilidad? ¿Por nuestra gran fe? No, nos ama por su bondad, su amabilidad, su gran fe.
Escrito por Max Lucado

Leave a Reply

Top
Close