Estas aqui
Inicio > Recursos > Devocionales > El Cielo Bajó

El Cielo Bajó

Porque he bajado del cielo no podre hacer mi voluntad sino la del que me envió. Juan 6:38
No es un Mesías cualquiera. Su historia fue extraordinaria. Se llamaba divino pero dejó que un soldado raso del ejército romano le atravesara las muñecas con clavos. Exigía pureza pero defendió los derechos de una prostituta arrepentida. Llamó a los hombres a marchar, pero se negaba a permitir que le llamaran Rey. Envió hombres a todo el mundo, y sin embargo, los equipó sin otra cosa que rodillas hincadas y recuerdos de un carpintero resucitado.
¿Hace mucho que no lo ves? Si tus oraciones parecen huecas, es probable que así sea. Si tu fe parece flaquear, quizá se haya borroneado tu visión de Él. Si no puedes encontrar poder para enfrentar tus problemas, quizá sea tiempo ya de que te pongas de frente a Él.
Una advertencia: algo le sucede a quien es testigo de Su Majestad… Una mirada apenas al Rey te consume con un deseo absoluto de ver más y hablar más de Él.
Escrito por Max Lucado

Leave a Reply

Top
Close