Estas aqui
Inicio > Recursos > Devocionales > El Impulso Del Cristiano

El Impulso Del Cristiano

El que me envió, conmigo está, no me ha dejado solo el Padre, porque yo hago siempre lo que le agrada. Juan 8: 29
El cristiano se siente impulsado por tres sentimientos:
El sentido de dirección: hace siempre lo que a El le agrada. Nada puede superar los ejemplos y las prácticas de nuestro Señor Jesucristo. Aunque revisemos todos los tratados sobre relaciones personales y conducta, no podremos hallar ninguna dirección más digna de confianza en asunto de fe y conducta que la que nos fue entregada en este resumen sencillo, pero vital, ocupémonos en hacer (no solamente contemplar) las cosas que agradan a cristo, y esto siempre.
Un sentido de misión: Cristo, para darnos el ejemplo, reconoció y aceptó el mandato divino. Para El no se trataba de algo que se había propuesto a sí mismo, sino que estaba consciente del imperativo divino: El que me envió. Así debe ser para todos aquellos que llevan su nombre.
Un sentido de compañerismo: Cristo reitera la realidad de la presencia divina: no me ha dejado solo. Esta afirmación es de importancia suprema. – Seleccionado.
La raza de los ungidos de Dios jamás se acabará. Ellos están delante de su faz y le sirven noche y día. Aunque la razón y la incredulidad se lancen contra ellos como arroyos impetuosos, ellos están allí y allí estarán hasta el fin, sacerdotes del Dios Alto.
Tomado de Manantiales en el Desierto.

Leave a Reply

Top
Close