Estas aqui
Inicio > Recursos > Devocionales > Entrega Tu Vida

Entrega Tu Vida

Por el contrario, se rebajó voluntariamente, tomando la naturaleza de siervo y haciéndose semejante a los seres humanos. Filipenses 2:7
Dios nos concede una vida extraordinaria al grado que renunciemos a la ordinaria.
Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por mi causa, la encontrará (Mateo 16:25, NVI).
Y también Jesús. Él no consideró el ser igual a Dios como algo a que aferrarse. Por el contrario, se rebajó voluntariamente, tomando la naturaleza de siervo y haciéndose semejante a los seres humanos. Y al manifestarse como hombre, se humilló a sí mismo y se hizo obediente hasta la muerte, ¡y muerte de cruz! (Filipenses 2:6-8, NVI).
Cristo renunció a su reputación. Nadie en Nazaret le saludaba como el Hijo de Dios. Él no se destacó en la foto de su clase primaria, no exigió una página en papel como en el anuario de su clase de bachillerato.
Sus amigos lo conocieron como un carpintero, no como una estrella. Su apariencia no hacia volver cabezas; no obtuvo créditos por su posición.
Dios anda buscando a aquellos dispuestos a hacer lo mismo; -a otro José- por mediación de los cuales pueda presentar a Cristo al mundo.
Escrito por Max Lucado

Leave a Reply

Top
Close