Estas aqui
Inicio > Recursos > Devocionales > Futuro seguro

Futuro seguro

Joven fui, y he envejecido, Y no he visto justo desamparado, Ni su descendencia que mendigue pan. En todo tiempo tiene misericordia, y presta; Y su descendencia es para bendición. Salmos 37:25-26
Cuando hablamos de hombres y mujeres justos no hablamos de personas exitosas ni profesionales. Hablamos de personas que entendieron que su provisión es Dios, y que El utiliza medios para bendecirnos.
Hablar de justos es hablar de personas que han hecho lo correcto delante de Dios. Personas que han hecho su voluntad. En otras palabras, una persona justa es aquella que ha buscado primeramente el rostro de Dios, sin volver a ver sus manos.
No estaremos desamparados ni mendigaremos nunca el pan en tanto dependamos totalmente de Dios. Asegurarnos nuestro futuro es haber obtenido el favor de Dios, no las riquezas del mundo.

Bendiciones

Leave a Reply

Top
Close