Estas aqui
Inicio > Recursos > Devocionales > Herido Por Las Palabras

Herido Por Las Palabras

Cuando proferían insultos contra él, no replicaba con insultos; cuando padecía, no amenazaba, sino que se entregaba a aquel que juzga con justicia. I Pedro 2:23
Alguien a quien amas no respetas te tumba al suelo con una palabra dura e hiriente. Y allí quedas, herido y sangrando. Quizá las palabras tenían por intención lastimarte. Pero también es posible que no fuera así. Eso no importa, claro.
Porque la herida es profunda. Las lesiones son internas. El corazón partido, el orgullo herido, los sentimientos magullados.
Si has sufrido o estás sufriendo a causa de las palabras de una persona te alegrará saber que hay un bálsamo para este tipo de heridas. Medita en estas palabras de I Pedro 2:23 Cuando proferían insultos contra él, no replicaba con insultos; cuando padecía, no amenazaba, sino que se entregaba a aquel que juzga con justicia.
¿Ves lo que hacía Jesús? Dejaba que Dios se encargara de juzgar. No se arrojaba la tarea de buscar venganza. No exigía disculpas. Por el contrario, y asombrado a todos, habló en defensa de sus ofensores: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen . (Lucas 23:34, RVR).
Escrito por Max Lucado

Leave a Reply

Top
Close