Estas aqui
Inicio > Recursos > Devocionales > La piedra removida

La piedra removida

Cuando pasó el día de reposo, María Magdalena, María la madre de Jacobo, y Salomé, compraron especias aromáticas para ir a ungirle. Y muy de mañana, el primer día de la semana, vinieron al sepulcro, ya salido el sol. Pero decían entre sí: ¿Quién nos removerá la piedra de la entrada del sepulcro? Pero cuando miraron, vieron removida la piedra, que era muy grande.  Marcos 16:1-4
Era lógico que estas tres mujeres dijeran entre sí: quien nos removerá la piedra! Debido a que ella  era de gran tamaño y que para removerla se ocupaba de varios hombres, y ellas estaban solas.
Probablemente hayan pasado más de tres días y aun esa piedra que tienes en frente esté ahí. Pero el milagro de la resurrección de Jesús le da significado a eso tan grande que muchas veces vemos que no se puede remover:
No siempre sabremos o entenderemos que pasa durante ese tiempo en donde lloramos esperando que algo suceda, pero ahí es cuando Dios prepara todo el escenario para sorprendernos.
A veces Dios permite que la piedra sea lo suficientemente grande para que recordemos que es en sus fuerzas y no en las nuestras que podemos obtener la victoria.
Puede que esa gran piedra, ese problema, esa enfermedad, esa situación en tu casa o en tu trabajo, sea solo la cortina que esconde algo maravilloso que verás en tu vida en tan solo días.
Bendiciones

Leave a Reply

Top
Close