Estas aqui
Inicio > Recursos > Devocionales > Línea Directa

Línea Directa

Porque los ojos del Señor están sobre los justos,Y sus oídos atentos a sus oraciones  1Pe 3:12  
Los tiempos de oración son momentos sublimes que junto con la alabanza y la adoración nos trasportan a la Presencia del Señor.
La oración es la distancia más corta entre Dios y los hombres. Es este tiempo precioso de comunicarnos con el maestro, tiempo de hablar pero también escuchar.
Toda buena oración lleva acción de gracias al Señor por sus favores y misericordias. Además, el reconocimiento del Señorío de Dios en tu vida, su autoridad y gobierno. Las peticiones tienen su lugar durante nuestras oraciones, tenemos la libertad de pedir a Dios como a nuestro Padre Bueno que desea lo mejor para nosotros. La Biblia nos dice: Pedid y se os dará, buscad y hallaréis. Podemos pedir pero no significa que Dios nos complacerá en todo; Dios nos proveerá de acuerdo a su voluntad.
No podemos olvidar dentro de nuestras oraciones el reconocer nuestras faltas y confesarlas delante de Dios. Pero es igualmente importante perdonar a los que nos ofenden así como dice en Stg 5:16  Confesaos vuestras ofensas unos a otros,  y orad unos por otros,  para que seáis sanados.
El declarar Palabra en nuestras oraciones, reclamar las promesas de Dios para tu vida, tu familia, tu Tierra hace de tus oraciones más poderosas y eficaces. Somos nosotros los justos quienes tenemos la responsabilidad de clamar porque la Tierra sea sanada y que el Reino de Dios se establezca.
La oración eficaz del justo puede mucho!!!

Leave a Reply

Top
Close