Estas aqui
Inicio > Recursos > Devocionales > Luz en las tinieblas

Luz en las tinieblas

Nadie pone en oculto la luz encendida, ni debajo del almud, sino en el candelero, para que los que entran vean la luz. La lámpara del cuerpo es el ojo; cuando tu ojo es bueno, también todo tu cuerpo está lleno de luz; pero cuando tu ojo es maligno, también tu cuerpo está en tinieblas. Mira pues, no suceda que la luz que en ti hay, sea tinieblas. Lucas 11:33-35
La oscuridad es la ausencia percibida de la luz.
No existe completa oscuridad mientras existan los hijos de Dios en la tierra.
La razón por la que muchas veces nos escondemos y dejamos de alumbrar es porque aun quedan espacios carentes de luz en nuestra vida, en nuestras mentes, en nuestros corazones.
Los ambientes a media luz son muy atractivos para todos. Nos permiten ser y no ser dependiendo del lugar y de las personas que nos rodean. Sin embargo, la palabra nos dice: nadie pone en oculto la luz encendida, por el contrario, la pone en el candelero para que todos la vean.
La media luz es la tibieza de nuestra vida muchas veces. Y el paso para quedar a oscuras es muy corto. La pregunta es: que parte de nuestra vida es la que nos pone a media luz o casi sin luz? Será nuestro ojo? Será posible que algo de nuestra vida nos esta poniendo en peligro de estar en tinieblas?
Revisemos los espacios que les llega poca luz, y démosles prioridad de ser alumbrados. Esos espacios cuando dejan de estar en tinieblas son los que nos ayudaran a guiar a otros a la luz verdadera.
Bendiciones
Michael

Please follow and like us:
error20

Leave a Reply

Top
Close
1
Si necesitas ayuda escribenos por acá!
Powered by