Estas aqui
Inicio > Recursos > Devocionales > Mi proveedor es Dios

Mi proveedor es Dios

No vivan preocupados pensando qué van a comer, qué van a beber o qué ropa se van a poner. ¿Acaso la vida consiste sólo en comer? ¿Acaso el cuerpo sólo sirve para que lo vistanMiren los pajaritos que vuelan por el aire. Ellos no siembran ni cosechan, ni guardan semillas en graneros. Sin embargo, Dios, el Padre que está en el cielo, les da todo lo que necesitan. ¿Acaso no son ustedes más importantes que ellos? Mat 6:25, 26
Entender que Dios esta en completo control de nuestras vidas, es una verdad que sobrepasa nuestra razón, pero que se cree por medio de la fe.
La mayoría de las personas se preocupan constantemente por obtener su casa, el sustento diario, su ropa y sus bienes; sacrifican aún su propia familia por alcanzar estas cosas. Todo porque vivimos bajo sociedades materialistas que se enfocan en poseer y ganar, gastar y consumir.
Y todas estas cosas son necesarias para la vida; y de todas estas cosas Dios conoce tenemos necesidad. No obstante, el Señor nos insta a confiar en su provisión, a confiar que el suplirá nuestras necesidades. Entendiendo que aún antes que podamos pedirle algo, él lo conoce todo y es un Padre amoroso que cuida de cada detalle de nuestras vidas.
Es en este punto donde como hijos de Dios debemos marcar la diferencia, y demostrar con nuestras acciones que nuestros pensamientos son otros, que nuestra manera de vivir es diferente a la del mundo.
Ahí es donde como hijos de Dios debemos aferramos a sus promesas y confiar
El Señor es mi Pastor, nada me faltará, Dios suplirá todo lo que me falte conforme a sus riquezas en gloria, de Dios proviene toda bendición

Leave a Reply

Top
Close