Estas aqui
Inicio > Recursos > Devocionales > Mis planes son para Dios

Mis planes son para Dios

Pon en manos del SEÑOR todas tus obras,  Proverbios 16-3
En nuestro caminar muchas veces nos afanamos por alcanzar metas personales, familiares o ministeriales que a nuestro parecer son correctas pero que nos desvían de lo que Dios desea realmente para nuestra vida.
Nos preocupamos por una bonita casa,  un carro más moderno, estudios aún mayores, una mejor posición en el trabajo, aún en mejorar la iglesia, administrar mejor los recursos dentro del ministerio entre muchos otrosy tener deseos de superación y de administrar los recursos adecuadamente está bien, pero muy a menudo nos enfocamos tanto en nuestros deseos y sueños que caemos en el error de planear nuestra vida sin tomar en cuenta a Dios.
Estamos tan determinados en alcanzar una meta, que creemos que eso es lo que Dios quiere para nosotros, así poco a poco lo sacamos de nuestra vida.
Por el contrario, este proverbio nos instruye a que debemos poner nuestras metas, planes y sueños primero en manos de Dios, dejar que sea Él quien decida por nosotros lo que nos es más conveniente. Denota un descansar en Dios, confiar en su Palabra y sus promesas; denota entregarle a Él nuestros deseos y dejar que sea nuestro Dios quien nos gobierne y nos bendiga en su tiempo.
Esta porción de la escritura nos muestra el orden correcto a seguir. Primero, presentar esta meta a tu Señor y luego con su aprobación trabajar para alcanzarla; no es simplemente hacer lo que me parece. Piénsalo en cada pequeño proverbio hay sabiduría.
Bendiciones
Andrea

Leave a Reply

Top
Close