Estas aqui
Inicio > Recursos > Devocionales > No A La Jerarquía

No A La Jerarquía

Y al manifestarse como hombre, se humilló a sí mismo y se hizo obediente la muerte, ¡y muerte de cruz! Filipenses 2:8
Jesús lanza una descarga contra las aves de más rango en la iglesia, a aquellos que llevan la voz cantante en el tope de la escalera espiritual, y extienden su plumaje de túnicas, título, joyas y asientos asignados.
Jesús no lo soporta. Es fácil darse cuenta porqué.
¿Cómo puedo amar a otros si tengo los ojos fijos en mí? ¿Cómo puedo enfocarme en Dios si me estoy enfocando en mí? Y, peor aún, ¿Cómo puede alguien ver a Dios si sigo desplegando mi plumaje?
Jesús no da lugar a la ley del más fuerte.  El amor no es… jactancioso ni orgulloso (I Corintios 13:4, NVI).
¿Su solución para los sistemas de jerarquías humanos? Un cambio de dirección. En un mundo de movilidad ascendente, elige el servicio descendente. Ir hacia abajo, no hacia arriba. Estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo (Filipenses 2:3, RVR). Y eso fue lo que hizo Jesús.
Invirtió la ley del más fuerte. Mientras que otros trataban de ascender, Él descendía.
Se humilló a sí mismo y se hizo obediente hasta la muerte. ¡y muerte de cruz! (Filipenses 2:6-8).
Escrito por Max Lucado

Leave a Reply

Top
Close