Estas aqui
Inicio > Recursos > Devocionales > Pámpanos

Pámpanos

Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí y yo en El, este lleva mucho fruto. San Juan 15:1-5
Jesús es la vid y el Padre es el labrador, y Él es glorificado cuando nosotros llevamos mucho fruto, y esta es una de las características de un discípulo de Jesús, es decir, el llevar mucho fruto. Pero esto solo lo podrás lograr cuando conozcas personalmente a la vid, porque si estas separado de esa vid que es Jesús nada podrás hacer, y el permanecer en Él es un mandato pues sino se echa en el fuego y arde.
Jesús dijo como podríamos permanecer en El y en este capítulo se encuentra ello, y debemos recordar que debemos estar siempre cerca del agua viva, como un árbol plantado cerca de las aguas, para que estés constantemente refrescándote con su presencia, y puedas llevar fruto para que sea glorificado Dios.
Él nos eligió a nosotros y fue con el propósito de llevar fruto que permanezca firme.
Bendiciones Julio Leiva

Leave a Reply

Top
Close