Estas aqui
Inicio > Recursos > Devocionales > Preocuparse Es Inútil

Preocuparse Es Inútil

¿Quién de ustedes, por mucho que se preocupe, puede añadir una sola hora al curso de su vida? Mateo 6:27
Nadie tiene que recordarte el elevado costo de la ansiedad (pero yo lo haré de todos modos). La preocupación divide la mente. La palabra bíblica preocupación (merimnao) en griego está formada por dos palabras, merizo (dividir) y nous (mente). La ansiedad divide nuestra energía entre las prioridades de hoy y los problemas de mañana. Parte de nuestra mente está en el ya; el resto está en el todavía no. El resultado es una vida con la mente dividida.
Eso no es el único resultado. La preocupación no es una enfermedad, pero causa enfermedades. Se le ha relacionado con la hipertensión, los problemas cardíacos, la ceguera, la migraña, los problemas de la tiroides y una gran cantidad de desórdenes estomacales.
La ansiedad es un hábito caro. Valdría la pena si diera buen resultado. Pero no. Nuestros esfuerzos son inútiles. Jesús dijo: ¿Quién de ustedes, por mucho que se preocupe, puede añadir una sola hora al curso de su vida? (Mateo 6:27, NVI). Los afanes nunca han dado brillo a un día, ni han resuelto un problema, ni curado una enfermedad.
Escrito por Max Lucado

Leave a Reply

Top
Close