Estas aqui
Inicio > Recursos > Devocionales > Sin Costo Alguno

Sin Costo Alguno

A todos los sedientos: Venid a las aguas; y los que no tienen dinero, venid, comprad y comed. Venid, comprad sin dinero, vino y leche. ISAIAS 55:1
Dios se encarga todos los días de proveerle a las aves su alimento, de proveerle a la tierra de agua, de proveerle a sus hijos su amor El pagó el costo de todo esto.
Muchas veces nos angustiamos y fatigamos nuestra vida porque buscamos lo que no necesitamos. Dios habla claramente que debemos saciarnos en él, y así se deleitará vuestra alma con grosura.
Dios nos lleva al oasis en donde podemos saciar nuestra sed de él, y nos lleva a su palabra para saciar nuestra hambre espiritual. Todo esto sin costo alguno.
Deja que Dios te provea a su tiempo. El añadirá bendición sobre tu vida sin pedirte nada a cambio. El no solamente pagó el precio del pecado en la cruz, sino que también nos abrió la puerta para sustentar nuestras necesidades según sus riquezas en gloria.
Recuerda: cuando estés en necesidad, piensa que Dios te va a suplir no según tus posibilidades, sino según su misericordia. El único costo es: Buscarle en todo tiempo.
Bendiciones.

Leave a Reply

Top
Close