Estas aqui
Inicio > Recursos > Devocionales > Tu Actitud en momentos de prueba

Tu Actitud en momentos de prueba

Y no sólo esto,sino que también nos gloriamos en las tribulaciones,sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia,prueba;y la prueba,esperanza; y la esperanza no avergüenza;porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.   Romanos 5:3 – 5
Todas las personas pasamos por altos y bajos en la vida. Las pruebas en la vida del cristiano sirven para el perfeccionamiento de la fe y la madurez espiritual. Existen diferentes clases de pruebas que moldearán nuestra vida y la actitud con que enfrentamos estas pruebas es determinante.
Algunas pruebas son consecuencias de nuestros actos, otras son situaciones que Dios ha dispuesto para enseñarnos.
Dios permite que pasemos por dificultades para enseñarnos a refugiarnos en su Palabra, a tener más fe, a confiar más en él, en su cuidado, provisión y protección. El Señor desea que crezca nuestra paciencia, tolerancia y amor; las prueba producen en nosotros un mayor fruto. Así por ejemplo, Pablo sufrió muchas pruebas y penalidades por el Señor y las enfrento con buena actitud, tanto que enseñaba diciendo: Regocijaos!! No importando lo que pase, todo lo puedo en Cristo que me fortalece.
Por otro lado, en ocasiones nuestras propias decisiones han causado que sobrellevemos pruebas muy difíciles. Pero hemos tropezado y caído por nuestra desobediencia.  Son momentos que viendo el peligro, la fuerte tentación, insistimos y no nos apartamos. Hemos sido rebeldes, no escuchamos consejo y de lo mal que sembramos, cosechamos mal para nosotros mismos.
Pero aún así, con todo si reconocemos el error y sabemos arrepentirnos de corazón, Dios nos perdonará, pero debemos lidiar con las consecuencias de nuestros actos. Y para esto es mejor con una buena actitud; enojarse con Dios o reclamarle porque pasan las cosas no resuelve nada.
Un ejemplo claro fue Jonás, quien por su rebeldía fue tragado por un gran pez y Dios lo mantuvo 3 días en el estómago del animal, hasta que se arrepintió y fue a cumplir el mandato de Dios.
Las pruebas vendrán pero tu actitud cuenta!! Enfrentemos las pruebas con buena actitud. Confiemos en Dios  y pongamos toda nuestra ansiedad sobre él.
Dios nos ama!!!

Leave a Reply

Top
Close