Estas aqui
Inicio > Recursos > Devocionales > UNA GRAN DIFERENCIA

UNA GRAN DIFERENCIA

8 Si afirmamos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos y no tenemos la verdad. 9 Si confesamos nuestros pecados, Dios, que es fiel y justo, nos los perdonará y nos limpiará de toda maldad. 1 Juan 1: 8, 9
Dios no cuenta las veces que caemos sino las veces que nos levantamos
La frase anterior denota la gracia inmerecida que tenemos de parte del Señor. Él entiende que a pesar de todos nuestros más sinceros esfuerzos siempre vamos a fallar de alguna forma; y el pecado es infracción de la ley de Dios, por eso  Cristo murió para darnos libertad y pagar esta deuda por nosotros.
Pero existe una gran diferencia entre pecar y practicar el pecado para entenderlo mejor veamos la comparación con jugar fútbol:
Todos en algún momento han mejengueado entre amigos, es algo que sucede de vez en cuando; pero esto es muy diferente a ser un jugador profesional y asistir al mundial con las ligas mayoresuna persona que practica el pecado es similar al futbolista profesional, es su estilo de vida.
Por lo tanto, puede ser que tengas tus mejengas y salgas realmente sucio, porque como seres humanos imperfectos pecamos constantemente, pero si tienes un arrepentimiento genuino y una búsqueda de Dios sincera, la sangre de Jesús te limpiará. Por otro lado, si tiendes a ser jugador profesional, tu corazón se endurece al pecar una y otra vez en lo mismo, lo que puede traer remordimiento pero necesitas un verdadero cambio.

Leave a Reply

Top
Close