Estas aqui
Inicio > Recursos > Devocionales > Un Regalo Inmerecido

Un Regalo Inmerecido

Si por la transgresión de un solo hombre murieron todos, ¡cuánto más el don que vino por la gracia de un solo hombre, Jesucristo, abundó para todos! Romanos 5:15
Tomamos nuestro regalo de salvación e intentamos ganárnoslo o diagnosticarlo, o pagar por él en lugar de solo decir gracias y aceptarlo.
Aunque parezca irónico una de las cosas más difíciles de hacer es ser salvo por gracia. Hay algo en nosotros que reacciona ante el regalo gratis que nos da Dios.
Tenemos una extraña compulsión a crear leyes, sistemas y reglas que nos hagan dignos de nuestro regalo.
¿Por qué lo hacemos? Solo se me ocurre que es por orgullo. Porque aceptar gracia significa aceptar nuestra necesidad de ella, y a la mayoría de las personas no les gusta hacerlo. Aceptar gracias también significa que uno reconoce su desesperanza, y a la mayoría de la gente tampoco le gusta reconocerlo.
Escrito por Max Lucado

Leave a Reply

Top
Close