Estas aqui
Inicio > Recursos > Devocionales > Vengan A Mi

Vengan A Mi

Vengan a mi todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso Mateo 11:28
Vengan a mí La invitación es a que vayamos a Él. ¿Por qué a Él?
Él extiende la invitación como un rabino sin dinero en una nación oprimida. No tiene ningún cargo político, ninguna conexión con las autoridades en Roma. No ha escrito un libro de mucho éxito ni se ha ganado un diplomado.
Y aun así se atreve a mirar al rostro curtido de labradores, y al rostro cansado de las armas de casa, y ofrecerles descanso. Mira los ojos desilusionados de uno o dos predicadores de Jerusalén. Se asoma en la mirada cínica de un banquero y en los ojos hambrientos de un tabernero y hace esta promesa paradójica: Carguen con mi yugo y aprendan de mí, pues yo soy apacible y humilde de corazón, y encontrarán descanso para su alma (Mateo 11:29, NVI)
Y la gente llegaba. Venían de los callejones sin salida y los complejos de oficinas de su época. Le traían las cargas de su existencia y Él les daba, no religión, no doctrina, no sistemas, sino descanso.
Escrito por Max Lucado

Leave a Reply

Top
Close