Estas aqui
Inicio > Recursos > Devocionales > Vive Libre!!! Confiando en Dios

Vive Libre!!! Confiando en Dios

Pero gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento;porque nada hemos traído a este mundo,y sin duda nada podremos sacar.Así que,teniendo sustento y abrigo,estemos contentos con esto. 1Ti 6:6 – 8
Muchas personas tienden a cometer el error de aferrarse a pertenencias, como un carro o casa, aferrarse a personas, como los padres, hijos, pareja; aferrarse a un trabajo y hasta a  las mascotas.
Es incorrecto pensar así porque le estamos dando preferencia a cosas que no deberían tenerlo, por otro lado estamos reemplazando a Dios, atribuyéndole crédito a quien no corresponde.
Esta mal el estar atado, dependiente de estas cosas, es decir, el poner toda nuestra confianza en esto. También, en sentirse dueño y poseedor;  no administrador como se dice en la Palabra en 1Pe 4:10: …  como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios. Somos administradores de lo que Dios nos da, no dueños. Así que no te aferres.
Y, ¿cómo así?
Primero, nuestra confianza debe estar en Dios, debemos confiar que Él suplirá todas nuestras necesidades. Debemos confiar en su cuidado y protección.  Cuando nos aferramos a un trabajo; por ejemplo, nuestra confianza esta en ese trabajo, y ¿si nos despiden?  ¿la provisión que necesitamos se pierde? A raíz de  esto pueden surgir muchas dudas e inseguridades, porque le estamos acreditando todo nuestro sustento a ese trabajo y esto es incorrecto. Dios nos ha provisto del trabajo y las fuerzas, inteligencia y conocimiento para desempeñarnos en esas funciones. Dios es quien realmente nos ha provisto de todas las cosas.
Segundo,  hay personas que se aferran a otras personas pero esto tampoco debe ser así. Tu pareja, los pastores, tus líderes, tus padres, cualquier persona puede fallar. Somos seres imperfectos, cometemos errores y podemos fallar. La Palabra dice en Jer 17:5 :  Así ha dicho Jehová: Maldito el varón que confía en el hombre,  y pone carne por su brazo,  y su corazón se aparta de Jehová.
Nuestra confianza debe ser Dios, primeramente.
Tercero, el cambio es lo más natural que existe. Las posesiones, trabajos, personas, hoy están mañana puede ser que no. No debemos aferrarnos a esto. La mayor felicidad o la mayor tristeza todo pasará. Solo el Señor permanece para siempre, solo Él es eterno, nuestro refugio y protector.
Aférrate a Cristo!! Disfruta cada día como si fuera el último, ama, sonríe, vive libre!!

Leave a Reply

Top
Close