Estas aqui
Inicio > Recursos > Ideas para Padres > Cómo fallar como padres de familia y formar hijos problemáticos y delincuentes – Parte II

Cómo fallar como padres de familia y formar hijos problemáticos y delincuentes – Parte II

Algunas veces como padres contribuimos sin saber al mal comportamiento de nuestros hijos. Esta semana compartimos con ustedes el resto de las directrices del Departamento de Policía de Houston para fallar como padres de familia y para criar hijos problemáticos o delincuentes.

5. Recoja todos los regueros de su hijo/a y permita que la empleada lo haga también: sus zapatos, su ropa, sus libros, sus platos, sus regueros. Haga todo por ellos. De esta forma aprenderá a dejar sus responsabilidades a los demás y ser irresponsable por el resto de su vida.

6. Permita que sus hijos lean, vean y escuchen todo lo que quieran. No se preocupe por lo que piensan. De esta manera se prepararán para llevar una vida de anti valores, confusión y decadencia.

7. Como padres de familia, discutan con frecuencia y denígrense delante de sus hijos. De esta manera estarán preparados para tratar mal a sus futuras parejas.

8. Entregue a sus hijos todo el dinero que quieran. Así crecerán como personas perezosas, y creyendo que los demás deben mantenerlos.

9. Satisfaga cualquier capricho de comida, bebida o cualquier otra cosa que satisfaga su deseo de tacto o gusto. Y así crecerán esperando que todos sus gustos y deseos se vean satisfechos por los demás.

10. Esté siempre del lado de sus hijos y justifique sus malas conductas o pobre desempeño académico. Culpe al Colegio por los reglamentos, apele a las consecuencias disciplinarias, no respete la autoridad de los profesores, defienda los derechos de su hijo/a sobre su responsabilidad, critique a los profesores y directores, y proteja a sus hijos de las consecuencias de sus malas acciones. Con esto aprenderán que pueden faltar a la ley, irrespetar la autoridad y que no deben pagar por las consecuencias de sus acciones, por su falta de auto disciplina, por su pereza, y su mal actuar.

Estas directrices representan una lista de signos de advertencia que pueden llevar a la frustración y al desastre. Puede que estos signos no parezcan importantes cuando los hijos están pequeños, sin embargo cuando se acercan a la adolescencia, los problemas se pueden convertir en malos comportamientos, delincuencia, ruptura familiar… y padres sufridos.

Tomado de diferentes fuentes públicas en internet

Leave a Reply

Top
Close