Estas aqui
Inicio > Recursos > Devocionales > Dale lo mejor de ti…

Dale lo mejor de ti…

Cuando vieron la estrella, ¡se llenaron de alegría! Entraron en la casa y vieron al niño con su madre, María, y se inclinaron y lo adoraron. Luego abrieron sus cofres de tesoro y le dieron regalos de oro, incienso y mirra. Mateo 2:10 – 11 (NTV)

En este pasaje está hablando de los sabios que siguieron la estrella para encontrarse con Jesús. Lo interesante es que 1. se llenaron de alegría al llegar al destino, a ver al Rey que nació, 2. su primera reacción fue inclinarse y adorar (no hacer visita, contemplar al bebé buscándole parecidos, etc.) y 3. le trajeron regalos valiosos.

Creo que en esta época de navidad, y todo el año, podemos aprender algunas lecciones de estos sabios: 1. Llenarnos de alegría cada vez que podemos estar en Su presencia, poder apreciar quien es Jesús: nuestro Rey, Señor y Salvador, nuestro Todo. 2. Inclinarnos y adorar a Jesús, antes de pedir, antes de venir con nuestros asuntos, inclinarnos ante El y adorar, reconociendo quien es El: que realmente es Dios, soberano, en control, etc. y 3. Traer nuestros tesoros, lo mejor de nosotros. Cuantas veces le traemos a Dios nuestras sobras, o hasta venimos diciendo “no tengo nada que darte”, pero tú y yo tenemos mucho que darle: nuestros talentos, sueños, nuestras posesiones, nuestro tiempo, nuestra adoración, nuestro amor, etc… Por eso quiero animarnos a alegrarnos de estar en Su presencia, adorarlo y traerle lo mejor que tenemos… Pensemos que es ese “mejor” que podemos darle este año… Y que este sea el mejor regalo que des este año.

Escrito por: Rebekka Otremba

Rebekka Otremba
Rebekka Otremba, colombo-alemana, nace en 1983 en Alemania, al año se muda a Colombia, donde ha vivido casi toda su vida. Hija de pastores y misioneros, que ama a los adolescentes y sobre todo a Dios. En el presente es líder de adolescentes y consejera juvenil en Bogotá, Colombia, en su iglesia local. Su pasión es ayudar a los jovenes con sus problemas y que puedan vivir una vida que marca una diferencia y hace un impacto para el reino de Dios.

Leave a Reply

Top