Estas aqui
Inicio > Recursos > Capsulas Biblicas > El peso de nosotros

El peso de nosotros

maneiras-de-orarY ahora, amados hermanos, una cosa más para terminar. Concéntrense en todo lo que es verdadero, todo lo honorable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo bello y todo lo admirable. Piensen en cosas excelentes y dignas de alabanza. No dejen de poner en práctica todo lo que aprendieron y recibieron de mí, todo lo que oyeron de mis labios y vieron que hice. Entonces el Dios de paz estará con ustedes. Filipenses 4:8-9

De la misma forma en que nosotros como padres, esperamos que nuestros hijos nos representen fuera del hogar como es digno, viviendo los principios y valores que como familia les hemos dado, asi Dios espera tambien de nosotros sus hijos, que vivamos de tal manera que las personas que nos rodean sean impactadas por nuestra manera de vivir, como respondemos y actuamos frente a las presiones de este mundo.

“Los hijos de Dios vieron a las hermosas mujeres y tomaron como esposas a todas las que quisieron. En esos días y durante algún tiempo después, vivían en la tierra gigantes nefilitas, pues siempre que los hijos de Dios tenían relaciones sexuales con las mujeres, ellas daban a luz hijos que luego se convirtieron en los héroes y en los famosos guerreros de la antigüedad. El SEÑOR vio la magnitud de la maldad humana en la tierra y que todo lo que la gente pensaba o imaginaba era siempre y totalmente malo.” ‭‭Génesis‬ ‭6:2, 4-5‬ ‭NTV‬‬

Cuando aceptamos a Jesus en el corazón, somos trasladados de las tinieblas a la luz, pero eso no nos hace inmunes a los deseos y presiones de este mundo. En el ejemplo de Genesis, vemos como aquellos que vivieron una vida desenfrenada, tambien eran hijos de Dios, esta historia nos alerta sobre el riesgo que hoy tambien enfrentamos como cristianos en medio de este mundo.

“No te pido que los quites del mundo, sino que los protejas del maligno. Al igual que yo, ellos no pertenecen a este mundo. Hazlos santos con tu verdad; enséñales tu palabra, la cual es verdad. Así como tú me enviaste al mundo, yo los envío al mundo. Y me entrego por ellos como un sacrificio santo, para que tu verdad pueda hacerlos santos. »No te pido solo por estos discípulos, sino también por todos los que creerán en mí por el mensaje de ellos. Te pido que todos sean uno, así como tú y yo somos uno, es decir, como tú estás en mí, Padre, y yo estoy en ti. Y que ellos estén en nosotros, para que el mundo crea que tú me enviaste.” ‭‭Juan‬ ‭17:15-21‬ ‭NTV‬‬

Estaremos viviendo de manera que los que nos ven y escuchan desean seguir a Jesus, o todo lo contrario?

Seamos como Noe, que en medio de su generación perdida y desagradable a Dios se mantuvo justo e intachable a los ojos de su padre.

“Este es el relato de Noé y su familia. Noé era un hombre justo, la única persona intachable que vivía en la tierra en ese tiempo, y anduvo en íntima comunión con Dios.” ‭‭Génesis‬ ‭6:9‬ ‭NTV‬‬

Tres claves caracterizaron a Noé y deben caracterizarnos a nosotros: Justo, persona intachable, tenia una intima comunión con Dios.

“Realmente no me entiendo a mí mismo, porque quiero hacer lo que es correcto pero no lo hago. En cambio, hago lo que odio.” ‭‭Romanos‬ ‭7:15‬ ‭NTV‬‬

La falta de caracter provoca que terminemos haciendo lo que no queremos y no haciendo lo que queremos y/o debemos. Permitamos al Espiritu Santo formar nuestro caracter!

“Mediante su divino poder, Dios nos ha dado todo lo que necesitamos para llevar una vida de rectitud. Todo esto lo recibimos al llegar a conocer a aquel que nos llamó por medio de su maravillosa gloria y excelencia; y debido a su gloria y excelencia, nos ha dado grandes y preciosas promesas. Estas promesas hacen posible que ustedes participen de la naturaleza divina y escapen de la corrupción del mundo, causada por los deseos humanos. En vista de todo esto, esfuércense al máximo por responder a las promesas de Dios complementando su fe con una abundante provisión de excelencia moral; la excelencia moral, con conocimiento; el conocimiento, con control propio; el control propio, con perseverancia; la perseverancia, con sumisión a Dios; la sumisión a Dios, con afecto fraternal, y el afecto fraternal, con amor por todos. Cuanto más crezcan de esta manera, más productivos y útiles serán en el conocimiento de nuestro Señor Jesucristo; pero los que no llegan a desarrollarse de esta forma son cortos de vista o ciegos y olvidan que fueron limpiados de sus pecados pasados. Así que, amados hermanos, esfuércense por comprobar si realmente forman parte de los que Dios ha llamado y elegido. Hagan estas cosas y nunca caerán.” ‭‭2 Pedro‬ ‭1:3-10‬ ‭NTV‬‬

Extraido de enseñanza de Kenia Salas en Comunidad Pas

Leave a Reply

Top
Close