Estas aqui
Inicio > Recursos > Devocionales > Elimina el ruido

Elimina el ruido

eliminaruidoEn esos días, cuando oren, los escucharé. Si me buscan de todo corazón, podrán encontrarme. Sí, me encontrarán —dice el Señor—. Pondré fin a su cautiverio y restableceré su bienestar. Los reuniré de las naciones adonde los envié y los llevaré a casa, de regreso a su propia tierra. Jeremías 29:12 – 14 (NTV)

Probablemente todos hemos escuchado aquello que se denomina “ruido” en una comunicación. Este ruido puede tener diversas formas:

  • Ruido audible, del ambiente.
  • Distracción de la otra parte.
  • Percepciones diferentes.
  • Diferencias culturales y de lenguaje.Estos ruidos pueden llevar a que la otra persona malentienda lo que uno está queriendo decir, pero también puede afectar la relación que uno tenga con esta persona. Es clave sacar el ruido lo mejor posible. Aunque es algo que ambos deben hacer, uno debe por lo menos colocar su parte.

Así como existen ruidos en nuestra comunicación con otras personas, también puede existir ruido en nuestra comunicación con Dios, y así como el ruido en las relaciones interpersonales trae efectos negativos, así también, y mucho más, en nuestra relación con Dios.

Muchas veces nosotros cuando vamos a hablar con Dios, o cuando El nos va a hablar, estamos distraídos con muchas otras cosas, pensamientos, el servicio, etc. Y por eso no escuchamos lo que Dios nos quiere decir ni entendemos lo que dice. Muchas veces también nos acercamos a Dios con nuestro prejuicio de cómo es El y como va a responder a lo que le decimos. A veces decimos que Dios no nos escucha, que está distante, etc. pero tal vez el problema radica en que estamos permitiendo que haya ruido en nuestra comunicación con Dios. Con ello estamos perdiendo la gran oportunidad de conocer y compartir con nuestro Dios. Igual a que debemos sacar el ruido de nuestras relaciones, también lo debemos hacer con Dios y veremos lo bueno que es esto.

Saca de tu conversación con Dios aquello que te impide escucharlo, y presta atención a El, El tiene grandes cosas por decirte.

Escrito por: Rebekka Otremba

Rebekka Otremba
Rebekka Otremba, colombo-alemana, nace en 1983 en Alemania, al año se muda a Colombia, donde ha vivido casi toda su vida. Hija de pastores y misioneros, que ama a los adolescentes y sobre todo a Dios. En el presente es líder de adolescentes y consejera juvenil en Bogotá, Colombia, en su iglesia local. Su pasión es ayudar a los jovenes con sus problemas y que puedan vivir una vida que marca una diferencia y hace un impacto para el reino de Dios.

Leave a Reply

Top
Close