Estas aqui
Inicio > Recursos > Ideas para Padres > Formando niños y jóvenes responsables en una época de irresponsabilidad

Formando niños y jóvenes responsables en una época de irresponsabilidad

peque-limpiando-tomates-gazpacho-copiaEn una época en la que escuchamos con frecuencia la expresión a mí no me toca” y donde abundan los modelos negativos y la irresponsabilidad, formar niños/jóvenes responsables puede ser un gran reto. Básicamente, una persona responsable (niño, joven o adulto) es aquella que considera las necesidades de los demás y las consecuencias de sus acciones. A continuación incluyo algunas recomendaciones que le pueden ayudar a que sus hijos sean responsables en el hogar y en la escuela.

Consejo #1: Sea un modelo de responsabilidad a seguir. A menudo las acciones son más fácilmente “copiadas” que “enseñadas”. Los niños y jóvenes observan el comportamiento diario de los padres y profesores y aprenderán con base en lo que ven… buenos o malos ejemplos.

Consejo #2: Inicie a tiempo. Incluso los más pequeños pueden aprender a cooperar con las responsabilidades menores, tales como limpiar los desórdenes de la mesa o recoger sus juguetes. Es probable que les cueste al principio, pero aprenderán que pueden hacer algo de utilidad.

Consejo #3: Tenga presente que a veces el personal de servicio puede, involuntariamente, fomentar la irresponsabilidad. Si los padres no establecen directrices claras, el personal de servicio puede promover actitudes irresponsables. Al dar instrucciones claras, el personal de servicio puede enseñar a sus hijos a cooperar con algunas tareas en casa.

Consejo #4: Use reconocimientos, no sobornos. Si su hijo/a hace algo responsable, le puede elogiar o dar un privilegio. Evite los sobornos, que a menudo se ofrecen antes, para motivar una acción responsable, lo que disminuye el valor intrínseco de una acción responsable.

Consejo #5: Permita que las consecuencias naturales dejen una enseñanza. Los padres y profesores tienden a proteger a los niños/jóvenes de las consecuencias negativas; sin embargo ellos deben experimentar las consecuencias naturales de sus actos, en tanto no sean perjudiciales o crueles. Por ejemplo, si pierden su bola de fútbol, deberán buscar la manera de reemplazarlo o quedarse sin jugar. Los padres deben evitar simplemente comprarle una bola nueva.

Consejo #6: No los consienta demasiado. Satisfaga las necesidades de sus hijos con moderación, sin complacerlos en todo lo que quieran. Los niños/jóvenes deben aprender que “el mundo no gira alrededor de ellos”. En la vida real las personas deben esforzarse por lo que quieren.

¡Las lecciones de responsabilidad que se aprenden en las primeras etapas de la vida, son lecciones que duran para toda la vida!

Save

Save

Leave a Reply

Top
Close