Estas aqui
Inicio > Recursos > Capsulas Biblicas > La mentira a la cual nuestros ojos son ciegos

La mentira a la cual nuestros ojos son ciegos

El diablo se ha ido introduciendo muy sutilmente con la frase: “eso no es malo es normal”

Ya casi no hay diferencia entre el mundo y la iglesia:

•Vocabulario

•Manera de vestir

•Conducta

•Etc

Hay un montón de cosas que ya son muy normales para nosotros

Veamos lo que dice Romanos 12:2 contra esto:

“Y no vivan ya como viven todo el mundo. Al contrario cambien de manera de ser y de pensar. Así podrán saber que es los que Dios quiere, es decir, todo lo que es bueno, agradable y perfecto”.

Daniel 1:8

“Daniel decidió no comer ni beber lo mismo que el rey, porque para él esto era un pecado. Por eso le pidió a Aspenaz que no lo obligara a pecar ni a él ni a sus amigos, comiendo esos alimentos.”

Daniel 1:8

“Y Daniel propuso en su corazón no contaminarse con la porción de la comida del rey, ni con el vino que él bebía; pidió, por tanto, al jefe de los eunucos se le obligase a contaminarse”.

Dos palabras claves:

1.Decidió (no comer).
2.Propuso (en su corazón)

Es una decisión por amor

El asunto no es, si esto es malo o bueno. El asunto es que por amor a Dios hago o no hago las cosas.

Conclusión

¿Necesitas un cambio?

Hoy es el día para hacer un pacto con Dios y proponernos en nuestro corazón caminar diferente.

Leave a Reply

Top
Close