Estas aqui
Inicio > Recursos > Devocionales > La Senda de la Alabanza

La Senda de la Alabanza

1.“Judá” significa alabanza Gn. 29:35

1. Jacob (49:8-12) pronuncia una gran alabanza sobre Judá, dándole la mas grande bendición.

8 Judá, te alabarán tus hermanos; Tu mano en la cerviz de tus enemigos; Los hijos de tu padre se inclinarán a ti. 9Cachorro de león, Judá; De la presa subiste, hijo mío. Se encorvó, se echó como león, Así como león viejo: ¿quién lo despertará? 10No será quitado el cetro de Judá, Ni el legislador de entre sus pies, Hasta que venga Siloh (El Mesías); Y a él se congregarán los pueblos. 11Atando a la vid su pollino, Y a la cepa el hijo de su asna, Lavó en el vino su vestido, Y en la sangre de uvas su manto. 12Sus ojos, rojos del vino, Y sus dientes blancos de la leche.

Veamos el poder que tiene la alabanza

2.La alabanza nos consuela en las situaciones difíciles

Nm 21:16-17

16De allí vinieron a Beer: este es el pozo del cual Jehová dijo a Moisés: Reúne al pueblo, y les daré agua. 17Entonces, cantó Israel este cántico: Sube, oh pozo; a él cantad;

En tiempos de tensiones, ansiedad o depresión, reúnete con la gente que alaba a Dios.

La alabanza es la cura para las situaciones difíciles del creyente.

4 verdades …

1.La instrucción divina: “Reúne al pueblo”. En la unión hay poder y solidaridad.
2.La promesa divina: “Les daré agua (vida)”.
3.Nuestra responsabilidad: “sube, oh pozo, a él cantad”.
4.Nuestra lección

3.El poder unificador de la alabanza

2 Cr 5:13

13cuando sonaban, pues, las trompetas, y cantaban todos a una, para alabar y dar gracias a Jehová, y a medida que alzaban la voz con trompetas y címbalos y otros instrumentos de música, y alababan a Jehová, diciendo: Porque él es bueno, porque su misericordia es para siempre; entonces la casa se llenó de una nube, la casa de Jehová.

1.Los trompetistas y cantores eran como si fueran uno.
2.Hacían sonar sus instrumentos en agradecimiento y alabanza a Dios.
3.La presencia de Dios llenó toda la casa.

4.La alabanza poderosa engendra victoria

2 Cr 20:15-22

15y dijo: Oíd, Judá todo, y vosotros moradores de Jerusalén, y tú, rey Josafat. Jehová os dice así: No temáis ni os amedrentéis delante de esta multitud tan grande, porque no es vuestra la guerra, sino de Dios. 16Mañana descenderéis contra ellos; he aquí que ellos subirán por la cuesta de Sis, y los hallaréis junto al arroyo, antes del desierto de Jeruel. 17No habrá para qué peleéis vosotros en este caso; paraos, estad quietos, y ved la salvación de Jehová con vosotros. Oh Judá y Jerusalén, no temáis ni desmayéis; salid mañana contra ellos, porque Jehová estará con vosotros. 18Entonces Josafat se inclinó rostro a tierra, y asimismo todo Judá y los moradores de Jerusalén se postraron delante de Jehová, y adoraron a Jehová. 19Y se levantaron los levitas de los hijos de Coat y de los hijos de Coré, para alabar a Jehová el Dios de Israel con fuerte y alta voz. 20Y cuando se levantaron por la mañana, salieron al desierto de Tecoa. Y mientras ellos salían, Josafat, estando en pie, dijo: Oídme, Judá y moradores de Jerusalén. Creed en Jehová vuestro Dios, y estaréis seguros; creed a sus profetas, y seréis prosperados. 21Y habido consejo con el pueblo, puso a algunos que cantasen y alabasen a Jehová, vestidos de ornamentos sagrados, mientras salía la gente armada, y que dijesen: Glorificad a Jehová, porque su misericordia es para siempre. 22Y cuando comenzaron a entonar cantos de alabanza, Jehová puso contra los hijos de Amón, de Moab y del monte de Seir, las emboscadas de ellos mismos que venían contra Judá, y se mataron los unos a los otros.

El resultado de esta poderosa alabanza fue una victoria total!

5.La alabanza destaca a Dios

Sal 18:3

3Invocaré a Jehová, quien es digno de ser alabado, Y seré salvo de mis enemigos.

“El es digno de ser alabado” = del hebreo , que significa “alabar en voz alta”. Primitivamente significaba = “Hacer que brille” (Brillo= medicina …)

¡Que sea Dios quien brille en nuestra alabanza y no nosotros mismos!

6.La alabanza: senda hacia la presencia de Dios

Sal 22:3-4

3Pero tú eres santo, Tú que habitas entre las alabanzas de Israel. 4En ti esperaron nuestros padres; Esperaron, y tú los libraste.

“Habitar” = del hebreo que significa “sentarse, permanecer, establecerse, o casarse”

Notemos las palabras: “alabar” “esperar” “liberar”

7.El cantar alabanzas con entendimiento

Sal 47:6-7

6Cantad a Dios, cantad; Cantad a nuestro Rey, cantad; 7 Porque Dios es el Rey de toda la tierra; Cantad con inteligencia.

La palabra inteligencia=del hebreo “sakal” que significa = prudente o cuidadoso.

1 Co 14:15 “… cantaré con el espíritu, pero cantaré también con el entendimiento”

8.La alabanza trae bendiciones y satisfacción

Sal 63:1-5

1Dios, Dios mío eres tú; De madrugada te buscaré; Mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela, En tierra seca y árida donde no hay aguas, 2Para ver tu poder y tu gloria, Así como te he mirado en el santuario. 3Porque mejor es tu misericordia que la vida; Mis labios te alabarán. 4Así te bendeciré en mi vida; En tu nombre alzaré mis manos. 5 Como de meollo y de grosura será saciada mi alma, Y con labios de júbilo te alabará mi boca,

9.La alabanza creativa permanece viva

Sal 71:14

14Mas yo esperaré siempre, Y te alabaré más y más.

Dios quiere que seamos creativos en nuestra alabanza para que no entremos en una rutina.

La frase “mas y mas” quiere decir: “encontraré maneras frescas y nuevas para expresar mi alabanza hacia Dios”

10.La alabanza abre las puertas de la cárcel

Hch 16:25-34

25Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y los presos los oían. 26Entonces sobrevino de repente un gran terremoto, de tal manera que los cimientos de la cárcel se sacudían; y al instante se abrieron todas las puertas, y las cadenas de todos se soltaron. 27Despertando el carcelero, y viendo abiertas las puertas de la cárcel, sacó la espada y se iba a matar, pensando que los presos habían huido. 28Mas Pablo clamó a gran voz, diciendo: No te hagas ningún mal, pues todos estamos aquí. 29El entonces, pidiendo luz, se precipitó adentro, y temblando, se postró a los pies de Pablo y de Silas; 30y sacándolos, les dijo: Señores, ¿qué debo hacer para ser salvo? 31Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa. 32Y le hablaron la palabra del Señor a él y a todos los que estaban en su casa. 33Y él, tomándolos en aquella misma hora de la noche, les lavó las heridas; y en seguida se bautizó él con todos los suyos. 34Y llevándolos a su casa, les puso la mesa; y se regocijó con toda su casa de haber creído a Dios.

La alabanza que se dirige a Dios abre las puertas de la cárcel, convierte al hombre, salva a la familia y pone fin a la cautividad satánica.

Leave a Reply

Top
Close