Estas aqui
Inicio > Recursos > El diario de un adorador > Relación, el sueño del Creador

Relación, el sueño del Creador

Gén 2:7 Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente.

Este día fue un día sumamente emocionante para el Creador. Después de varios días creando el cielo, la tierra, el mar y todo lo que en ellos puso, por fin llegó el día soñado y esperado. Había soñado en su eternidad con el ser humano, lo vio cuando todavía no existía, lo dibujó, lo diseñó, lo anheló, lo esperó ansiosamente, escribió su propia historia con él.

Este día el corazón de Creador palpitaba fuerte, suspiraba mientras tomaba barro de la tierra y le daba forma a su más grande proyecto. Decidió hacerlo a su semejanza y plasmó en él, su imagen.

Después de tomarse su tiempo formando cada detalle, por fin su obra estaba terminada. Ahí estaba el hombre con quien había soñado, tal y como lo había visto en la eternidad. Llegó el momento esperado, el Creador se puso frente a esa obra que hasta ese momento era un ser sin espíritu y sin vida, lo miró con emoción profunda y sopló en su nariz aliento de vida.

Qué gran momento fue aquel en el que el hombre abrió sus ojos y por primera vez vio a su Creador en frente suyo, contemplándolo con ternura y amor. Perdonen mi atrevimiento, pero estoy seguro que esa primera mirada le sacó una lágrima a Dios.

A partir de ese momento comenzó la gran aventura, una tierna y dulce aventura de amor. Cada día el Creador, como un padre ilusionado, esperó el momento en que el hombre despertaba para dar el paseo cotidiano por el huerto donde cada día caminaron juntos mientras conversaban y construían una maravillosa relación de amistad.

Hasta el día de hoy, el corazón del Creador es el mismo, un corazón anhelante por nosotros. Cada mañana sigue suspirando junto a nuestra cama esperando que abramos nuestros ojos, su mayor placer sigue siendo oírnos, caminar con nosotros, hablarnos, tomarnos de la mano y vivir con nosotros.

Gén 3:8-9 Escucharon el sonido del Señor Dios caminando por el jardín a la hora fresca de la tarde. El hombre y su mujer se escondieron de su presencia detrás de los árboles del jardín.
El Señor Dios llamó al hombre y le dijo: —¿Dónde estás?

… adoración es relación.

Pastor Minor Ceciliano
Comunidad Internacional de Adoradores
Estableciendo Adoracion en las Naciones
Email: minorceciliano@hotmail.com
Tel:(506)2230-1470

 

Leave a Reply

Top
Close