Estas aqui
Inicio > Recursos > Devocionales > Sobreedificando Correctamente

Sobreedificando Correctamente

Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es. 1 Corintios 3:17
La palabra nos enseña en este capítulo que Jesucristo es el fundamento y no hay otro, tan solo El.
Jesucristo está fundado en nuestro corazón; por tal motivo es que podemos edificar sobre éste nuestra vida. La palabra indica que lo que nosotros edificamos será probado por el fuego y el día declarará tal obra
Es importante reconocer que todo lo que hacemos en nuestra vida edifica o destruye en alguna medida lo que Dios haya puesto en nuestro corazón. El espíritu de Dios que está en nuestro corazón habita en nosotros como ese fundamento, por tal razón es que somos el templo de Dios, somos edificio de Dios, y eso nos hace santos.
Estamos edificando cosas que santifican nuestra vida y nos llevan al correcto crecimiento? ó estamos destruyendo esa santidad con cosas vanas y contaminantes?
Recordemos que donde está nuestro tesoro, ahí estará nuestro corazón. No destruyamos el templo de Dios dándole el primer lugar a nuestros deseos, permitámosle a ÉL que sea el centro de nuestra corazón edifiquemos correctamente nuestra vida sobre la roca inconmovible, sobre el fundamento correcto que es DIOS; para que cuando vengan las pruebas, no seamos derribados.
BENDICIONES
Michael Madriz

Leave a Reply

Top
Close