Estas aqui
Inicio > Recursos > Capsulas Biblicas > Subiendo al bus la gente correcta

Subiendo al bus la gente correcta

viajero-en-autobus“Cuando llegó el día, llamó a sus discípulos y escogió a doce de ellos, a los cuales también llamó apóstoles” (Lucas 6:13).

Un popular libro de negocios afirma que las organizaciones efectivas suben a la gente correcta al bus, significando que colocan a la gente correcta en puestos de liderazgo.  Cuando la gente correcta está en roles estratégicos, la compañía puede ascender a cualquier altura.  Pero si la gente equivocada está en el bus, la organización está condenada a tropezar sin importar la visión, los valores, las estrategias, el mercadeo y la gerencia del liderazgo.

Colocar a la gente correcta en el lugar correcto en el tiempo correcto es una necesidad crítica de un líder efectivo.  Seleccionemos la gente correcta y las iglesias y organizaciones prosperarán.  Escojamos a la gente equivocada y se abre la puerta a problemas que limitan el crecimiento y la productividad y lastiman la credibilidad.

La preocupación de Jesús no era sobre programa o estructura u organización sino sobre la gente.  Jesús escogió sus discípulos antes de organizar una campaña evangelística o predicar un sermón en público.  La gente era su método de alcanzar al mundo; fue así de sencillo.

No hay evidencia de apuro en el proceso de selección de Jesús, sólo determinación.  Inicialmente uno pudiera preguntarse si Jesús seleccionó a la gente correcta para el trabajo correcto.  No tenían la capacitación profesional ni académica ni la sofisticación de su día.  Uno se preguntaría cómo podría usarlos Jesús.  No era el tipo de gente que uno esperaría pudieran voltear al mundo.  Pero al darse las cosas, estos hombres se convirtieron en los líderes de la Iglesia Primitiva; su influencia puede sentirse a través de las páginas de la historia.  Jesús subió a la gente correcta al bus.

Como líderes haríamos bien en seleccionar gente que exhiban estas cualidades:

Llamado–Son motivados por algo profundo dentro de sí mismos y no por los logros de adorno externo.
Carácter–Poseen un alto estándar de vida basado en un código personal de moralidad que no sucumbe ante las tentaciones del momento ni a la opinión de la mayoría.
Compromiso–Exhiben autenticidad espiritual en el tiempo.
Compatibilidad–Encajan en el puesto, en la relación, en las habilidades y en la pasión.
Contribución–Funcionan como parte de un equipo.
Manejabilidad–Son enseñables y adiestrables.

Subamos a la gente correcta al bus, hará toda la diferencia del mundo.

Leadership Weekly

Leave a Reply

Top
Close