Estas aqui
Inicio > Recursos > Devocionales > Una segunda oportunidad…

Una segunda oportunidad…

perdidobosqueDespués Eliseo murió y fue enterrado. Unos grupos de saqueadores moabitas solían invadir el país cada primavera.  Cierta vez, mientras unos israelitas enterraban a un hombre, divisaron a una banda de esos saqueadores. Entonces en el apuro arrojaron el cuerpo en la tumba de Eliseo y huyeron; pero en cuanto el cuerpo tocó los huesos de Eliseo, ¡el muerto resucitó y de un salto se puso de pie! 2 Reyes 13:20 -21 (NTV)

El contexto de este versículo es como nos muestra el comienzo, el profeta Eliseo murió y en ese tiempo había unos saqueadores que constantemente molestaban a los israelitas. En una de esas ocasiones, unos israelitas estaban por enterrar a un hombre, no sabemos su exacta relación con él, pero por lo menos debían haberlo conocido y haber tenido cierta relación con él para estar enterrándolo. Pero vemos que una vez se presentó el peligro, estaban amenazados de perder sus cosas, pertenencias y tal vez aún su vida, ya no les importó el muerto, no les importó si fuera enterrado bien o no, solo les importaba ponerse a salvo. Y por ende botaron el cuerpo en el lugar donde estaban los huesos de Eliseo, y este hombre resucitó y volvió a la vida. Esto muestra que aunque la gente había rechazado a este hombre, ya no les importaba, a Dios todavía le importaba y le dio una segunda oportunidad. El no lo dejó ahí entre los huesos de Eliseo, sino que le devolvió la vida. Y lo mismo pasa contigo y conmigo, aunque la gente nos rechace, quieran “botarnos” a un lado porque ellos de otra forma están en peligro o porque les “estorbamos”, Dios nos da una nueva oportunidad. No pierdas las esperanzas! ¡Confía en El! El no ha perdido las esperanzas contigo, y te puede dar una nueva oportunidad, no importa cual sea tu situación, pasado, etc.

Escrito por: Rebekka Otremba

Rebekka Otremba
Rebekka Otremba, colombo-alemana, nace en 1983 en Alemania, al año se muda a Colombia, donde ha vivido casi toda su vida. Hija de pastores y misioneros, que ama a los adolescentes y sobre todo a Dios. En el presente es líder de adolescentes y consejera juvenil en Bogotá, Colombia, en su iglesia local. Su pasión es ayudar a los jovenes con sus problemas y que puedan vivir una vida que marca una diferencia y hace un impacto para el reino de Dios.

Leave a Reply

Top
Close